Bicicletas de montaña para DH o Downhill


Bicicletas de montaña para DH o Downhill

Las bicicletas de DH (o Downhill, del inglés “colina abajo”) a diferencia de las bicis de enduro, han sido diseñadas únicamente para los descensos más radicales. No aptas para cardiacos.

Es decir son bicicletas sobre las que prácticamente no se puede pedalear con ellas para subir o llanear, es decir, se usan en las bajadas más extremas o en los bike parks especialmente acondicionados para ello.

La geometría y los recorridos de suspensión son por tanto los más radicales dentro del MTB, siendo lo habitual 200 mm de recorrido en la horquilla (de tipo doble pletina) o incluso más recorrido en el cuadro, con ruedas y cubiertas muy robustas, y potentes ultra frenos.

Están preparadas para bajadas extremas, por lo que podemos hablar de las bicicletas más especializadas. De hecho, no se recomiendan para otras modalidades, excepto el free ride.

El cuadro debe tener una estructura más resistente que el de otras bicis, y generalmente se usa el carbono. Su geometría permite dominar desniveles de calado y el manillar permite levantar los codos para mejorar la posición. Además, se recomienda usar frenos de disco hidráulicos de cuatro pistones.

Estas bicicletas están orientas para un único uso: descender a toda velocidad una colina, una pista o un tramo urbano de escaleras. Son bicicletas de competición que se utilizan en las pruebas de Downhill.

Lo más habitual es que lleven doble suspensión, con un recorrido de amortiguación en la horquilla muy amplio de hasta 220mm.

Para que te hagas una idea: son las bicicletas que ves en los vídeos de RedBull.

Una característica destacable de estas bicicletas es que son extremadamente rígidas. Están construidas para soportar golpes y caídas a gran velocidad. En cuanto a su diseño, el sillín suele colocarse en la posición más baja posible, con un ángulo de reclinación hacia atrás. Esto es así debido a que, durante el descenso, la mayor parte del tiempo el biker va levantado.

Al estar pensadas para una funcionalidad muy específica, como es el descenso a gran velocidad, las bicicletas de downhill no tienen muchas opciones de desarrollo. Es habitual que el cuadro sea de tipo sloping, es decir, que el tubo horizontal tenga una caída angular para bajar el centro de gravedad y hacer la bicicleta más maniobrable.

Las siglas DH se refieren a la modalidad más radical del mountain bike, el downhill o descenso. Esta consiste en bajar lo más rápido posible por un circuito en montaña que incluye una bajada de alta dificultad técnica y exigencia incluyendo planos inclinados, saltos y por supuesto velocidades altas.

Son bicicletas muy robustas diseñadas específicamente para soportar las exigencias del terreno a cambio de renunciar a la ligereza. Sin embargo, el peso no es un problema en esta disciplina ya que los ascensos suelen hacerse en telesilla o en coche.

Características técnicas de una bicicleta Downhill

  • Doble suspensión con recorrido de 200 mm
  • Horquillas con muelle
  • Ruedas de 27,5”
  • Frenos muy potentes de cuatro pistones con discos de 200 mm
  • Geometría del cuadro radical
  • Ángulos de la dirección muy bajos (< 64º)
  • Transmisión con grupos monoplato con 5 velocidades

 

Deja un comentario