Sillas

Buscar:


Tipos de sillas

Para los que duden entre los pros y los contras de cada opción, vamos a tratar de desgranar todos los tipos de sillas de comedor para que elijas la más adecuada sin equivocarte.

El material

A la hora de elegir el material del que estén compuestas, hay que valorar tanto la parte estética como la funcional.

A nivel estético, la idea es elegirlas del estilo que mejor vaya con nosotros y con la propia casa, ya que al tener una fuerte presencia visual (por la repetición) van a imprimir claramente el carácter del comedor o la cocina.

En este sentido, las sillas de maderas claras o materiales plásticos son muy propias del estilo nórdico, las de metal y cuero son idóneas para el estilo industrial y las de mimbre y ratán, perfectas para un estilo rustic chic o para comedores exteriores. Todas ellas sonopciones informales y ligeras y encajan bien en la mayoría de hogares.

Por su parte, las sillas tapizadas son más propias tanto del estilo clásico (especialmente cuando llevan ribetes o tachuelas) como del contemporáneo (en textiles lisos sin estampar), y en general son más adecuadas para comedores elegantes o eventos especial es por su acolchado y delicados acabados.

A nivel funcional en cambio, las más cómodas son sin duda las tapizadas, precisamente por ese acolchado que llevan tanto en asiento como en respaldo que nos permiten amortiguar nuestro peso.

En este sentido, las de madera o metal pueden resultar algo duras con el paso de las horas, y con las de mimbre, especialmente en verano cuando llevamos pantalones cortos o minifalda, podemos acabar con la marca de las cuerdas en la parte posterior de las piernas.

Para mitigar este problema, en la mayoría de los casos se coloca un cojín de galleta (sí, se llama así, es ese cojincito plano que a veces nos encontramos sobre las sillas), o bien otras soluciones como piel de oveja. De esta forma se une funcionalidad y estética para no renunciar al estilo preferido

El respaldo

A nivel funcional, la altura del respaldo es algo que condiciona bastante a la hora de sentarnos a la mesa.

Para algunos un respaldo bajo puede ser incómodo (al igual que pasa con los sofás), prefiriendo un respaldo alto que nos recoja la espalda a la hora de comer o echarnos hacia atrás, por lo que suelen resultar más cómodas.

Sin embargo, estéticamente, las sillas de comedor conrespaldo bajo proporcionan una mayor sensación de amplitud espacial.

A nivel estético, los respaldos altos son más propios de estilos clásicos y ambientes distinguidos, mientras que los bajos se adaptan tanto a ambientes tanto formales como informales.

Además de la altura, también habrá que tener muy en cuenta la forma y ergonomía del respaldo. De ahí que sea importante probarlas, ya que el cómo recojan la espalda resulta algo muy personal de cada uno. Aún así, en general, una buena silla deberá tener un respaldo que recoja bien los riñones. Además, es aconsejable que éste sea ligeramente flexible para que al reclinarse hacia atrás no nos encontremos con una superficie de dureza extrema.

Los respaldos «envolventes», que en su zona inferior imitan y se adaptan a la curvatura del tronco, espalda y nalgas y en su zona superior cubren hasta los homoplatos, descendiendo hasta las brazoas (incorporados en la propia estructura), también suelen tener muy buena aceptación.

Los brazos

¿Y qué hay de los brazos? La elección de una silla de comedor con o sin brazos no es puramente estética. La forma y altura de la mesa, la de la propia silla o el protagonismo que queramos darle influirán entre optar por una u otra opción.

Las sillas sin brazos son más adecuadas para comidas y cenas cotidianas por su ligereza. Además, con ellas no hay problema de espacio, puesto que cuando no estamos comiendo caben perfectamente por debajo de la mesa y se las puede acercar hasta el borde.

Por su parte, las sillas con brazos resultan más cómodas y agradecidas para momentos de larga sobremesa, cuando uno ya ha terminado de comer y descansa y se recuesta en ella.

A nivel estético, elegirlas con o sin brazos resulta más una cuestión de preferencias, pues de ambas opciones encontramos estilos para todos los gustos.

Sí es cierto que las sillas con brazos imprimen un carácter algo más serio o sofisticado a una mesa de comedor, pero también depende del estilo de silla elegido.

Lo que sí suele funcionar muy bien en comedores de mesas largas es colocar sillas sin brazos en los frentes y el mismo modelo con brazos en los extremos, a modo de presidencia.

En cuanto a tipologías de brazos, podemos encontrarlas de muchos tipos:

a) Por un lado están las comentadas anteriormente: el brazo forma parte de la propia estructura de la silla, bajando en disminución desde la espalda. Así las podemos encontrar tanto en sillas de madera o mimbre, como en tapizadas, pero todas ellas suelen coincidir en su forma redondeada y su respaldo bajo.

b) Por otro lado están las sillas cuyos brazos también forman parte de la estructura pero en forma de ángulo recto. Suele ser característico en exclusiva de las sillas tapizadas.

c) Por supuesto, también encontramos la opción más común: aquella en la que la respaldo y asiento suelen ser de un material y los brazos y patas de otro, normalmente de madera o metal.

Es en este caso, al igual que en el inmediatamente anterior, donde debemos tener cuidado y comprobar que los brazos quedan por debajo de la mesa y nos permiten acercar a ella silla, pues de otro modo puede resultar muy incómodo. Para solucionar este problema, existen también los «semibrazos» o aquellos que no llegan hasta el final de la silla, sino que se quedan a la mitad. Lo justo para poder apoyar los antebrazos sin problema y acercarse a la mesa lo suficiente como para poder comer con comodidad.

Las patas

La elección de las patas de las sillas de comedor también resulta una cuestión tanto estética como práctica.

Por lo general nos dejamos llevar más por la primera, encandilándonos por la belleza de su diseño, lo que más tarde puede suponer encontramos con problemas de funcionalidad.

La clave para acertar es la combinación entre la sillas que hayamos elegido con las patas o soporte de la mesa de comedor. Cuando no cuidamos este aspecto buscando la compatibilidad entre mesa y sillas es frecuente sufrir tropiezos entre patas o que la sillas no entren bien dentro del espacio bajo la mesa que las contiene.

La forma más común es la de 4 patas partiendo de cada extremo del asiento.

También son muy típica la forma de patín, en la que cada una de las dos patas forma una estructura única que parte de la zona delantera del asiento hacia la trasera.

Esta forma es especialmente característica de las patas de metal, por ser éste un material fácilmente moldeable, y suele aportar ligereza a la silla.

Por otro lado, podemos encontrar también el modelo de 3 ó 4 patas partiendo del centro hacia los extremos. Esta forma es típica de algunas de las sillas de estilo escandinavo más conocidas.

Por último, existen también las sillas de una sola pata. Con ellas no suele haber problemas de tropiezos con la pata de la mesa o con las de la silla contigua, pero a cambio necesitan una base de un tamaño considerable (normalmente circular) para poder aguantar el peso, lo que puede no resultar del gusto de todo el mundo.

Esta forma es típica de las sillas de materiales plásticos con aires sesenteros y suelen ser de dos tipos: o bien una base circular y una pata que sale del centro (como la silla Tulip) o bien como una sola estructura que sale del propio asiento y en el mismo material, como la silla Panton.


Sillas de comedor

Sillas de comedor, diferentes modelos y estilos perfectos para tu hogar.

Si estás pensando en remodelar tus espacios, no debes olvidar las sillas de comedor, ya que éstas juegan un papel muy importante en la decoración de tu hogar.

Si eliges las sillas de comedor adecuadas, puedes hacer de este espacio el corazón de tu hogar, ya que disfrutarás más allá de las horas de comida. Si te sientes cómodo en ese lugar sagrado, puedes sentarte allí a conversar con tu familia o amigos mientras beben café o disfrutan de alguna otra refrescante bebida, o simplemente a descansar un poco después de un duro día de rutina.

Para ayudarte a seleccionar las mejores y más bonitas sillas de comedor para tu hogar, te daremos algunos consejos de los tipos de sillas más modernas y elegantes, para que proporciones a tu casa la frescura que deseas, de seguro con más de una quedarás encantado.

Aunque existen una gran cantidad en estilos de sillas de comedor, en este artículo hablaremos de tres tipos que son fundamentales en la decoración de tus espacios y con las que te sentirás siempre a gusto.

Sillas de Comedor Tapizadas

A continuación hablaremos sobre las sillas de comedor tapizadas. Si buscas la mayor comodidad estas sillas son las indicadas, pues generalmente sus asientos cuentan con respaldos acolchados. Además puedes elegir el color o estampados del tapizado para que haga el juego perfecto con tus cortinas, o demás muebles de tu decoración.

Existen múltiples opciones cuando se trata de las sillas de comedor tapizadas, ya que existen modelos sólidos, coloridos y con muchos dibujos o estampados. Algunos de los mejores modelos que te sugerimos son los siguientes:

Sillas con tapizado de piel

La piel es un material que no pasa de moda, debido al confort, resistencia y comodidad que aporta. Las patas de estas sillas vienen con un sofisticado apoyo único elaborado en metal, lo que les confiere resistencia y elegancia a su vez.

Sillas tapizadas estilo Bo de Nacher

Estas sillas de comedor, cuentan con un diseño muy actual con asientos y respaldo tapizados. Su respaldo alto le proporciona elegancia. A la vez que su estructura de madera le otorga la robustez necesaria, sus asientos acolchados acentúan su comodidad.

Silla tapizada Modus

Este cómodo diseño representa amplia calidad y diseño perfecto. Esta tapizada tanto por la parte delantera como la trasera lo que le otorga elegancia desde donde se mire. Puede ser tapizado en lana para ser aún más agradable al tacto.

Sillas de Comedor Modernas

Las sillas de comedor modernas, con toda seguridad darán a tu hogar un toque vanguardista.

Estas sillas combinan perfectamente con cualquiera de estos diseños de cocinas modernas que puedes encontrar en nuestra web.

Existe una gran variedad de sillas modernas en el mercado, a continuación te presentamos algunas de ellas:

Sillas transparentes “Yanki”

Estas son unas modernas sillas transparentes elaboradas en policarbonato. Se pueden conseguir en todos los colores y sus estructuras de apoyo tienen los elegantes colores de acero pintado o cromado.

Sillas Mimbre para Comedor

Estos espectaculares sillones de mimbre, harán el contraste perfecto si cuentas con elementos de decoración blancos ya que su diseño es recto y minimalista para otorgar a tu hogar un toque rustico.

Este es un diseño de silla que suele ir muy bien acompañando las cocinas y comedores rústicos, el mimbre le da un aire un poco más antiguo y casero a las sillas.

La “Silla Moderna”

Aunque este sea su nombre, esta silla, fue fabricada en el siglo XX. Fue la primera silla de elaboración industrial en plástico del mercado.

Su perfecto diseño curvo y ergonómico, dará a tu hogar elegancia y modernismo (aunque sea del siglo pasado), esta silla no ha pasado de moda y cada día surgen nuevos diseños de la misma en cuanto al color o la forma, por lo que cuentas con una amplia variedad para elegir.

Es una elección interesante si quieres darle un toque más fresco a la decoración de tu comedor y cocina. Para este tipo de silla se pueden encontrar diseños realmente interesantes.

Sillas de Comedor de Madera

Las sillas de comedor de madera nunca pasan de moda, por el contrario, cada vez son más utilizadas por diseñadores expertos para otorgar elegancia, confort, sutileza y muchas otras características a los diferentes espacios de tu hogar.

Antes de mostrar los diversos modelos que hay de estas sillas te hablaremos de los tipos de madera en las que pueden estar elaboradas.

Recuerda que cualquiera de estas es la opción predilecta para acompañar con los comedores de madera como estos. No es buena opción poner sillas de plástico junto con comedores de madera o viceversa, ya que la madera es un material mucho más elegante que el plástico.

Este tipo de sillas son una buena opción para combinar con cocinas integrales como estas. Siempre le darán un toque más elegante a tu cocina y a todo tu hogar.

Entre las maderas más comunes para estas sillas están las siguientes:

Maderas más comunes para sillas

Pino

La relación calidad-precio de las sillas elaboradas en este material es inmejorable, este es además un material resistente y con mucho estilo.

Roble

Sin duda alguna es el material más resistente y duradero que encontrarás tanto para la elaboración de sillas como de otros muebles de tu hogar.

Caoba

Este material, otorga mayor sofisticación a las sillas. Este tipo de maderas que proviene naturalmente de Amazonas, tiene un color rojizo que es muy utilizado para fabricar sillas de diseño.

A continuación te presentamos una selección de estas hermosas sillas de comedor para que elijas las que más se adapten a tu estilo y necesidades:

Muebles modernos en madera

Estas sillas, cuentan con un estilo tradicional y sobrio, además proporcionan clase y elegancia. Además también nos recuerdan la tradición, pero a su vez un perfecto aire de actualidad.

Sillas con laminado de madera

Este diseño aporta estabilidad al asiento y a la vez una mayor resistencia. Su diseño minimalista también proporciona  ahorro del espacio visual. Es una pieza única, con la que podrás dar el mejor estilo a tu comedor.

Sillas en madera maciza

Los muebles de madera maciza son 100% naturales,ecológicos y proporcionan un toque de nobleza a tus espacios, además también aportan gran durabilidad debido a la calidad de las maderas que se utilizan para su elaboración.


 

Deja un comentario