Origen e historia de la Vitamina B7 


Origen e historia de la Vitamina B7

Su historia comienza aproximadamente en el año 1916, cuando W.G. Bateman observó que una dieta rica en claras de huevo crudas provocaba síntomas tóxicos en perros, gatos, conejos y seres humanos. Este estudio fue seguido en 1927 por Margaret Averil Boas, quien descubrió que una dieta de solo claras de huevo causaba dermatitis, alopecia y pérdida de coordinación muscular en ratas.​ Ella llamó a este síndrome «enfermedad de la clara de huevo».

En 1939, seis años después de que comenzara a investigar la causa de la lesión de la clara de huevo, el científico húngaro Paul Gyorgy confirmó la existencia de un factor protector, al que llamó vitamina H.​ En este punto, muchos grupos independientes ya habían aislado el mismo compuesto. En 1936, Kögl y Tönnis aislaron un factor de crecimiento de la yema de huevo que llamaron «Bios aus Eigelb».  En esa misma década se encontró en la clara de huevo cruda una glicoproteína llamada avidina que tenía la característica de unirse de manera irreversible con la biotina (complejo avitina + biotina), un complejo con la particularidad de no poder ser absorbido por el tracto gastro-intestinal de los mamíferos, la razón de que Bateman hubiera observado, por primera vez en un medio controlado, un déficit grave de biotina y sus consecuencias. Después de realizar experimentos con levadura y Rhizobium R, West y Wilson aislaron un compuesto que llamaron coenzima R. En 1940, Gyorgy demostró que la vitamina H, la «Bios aus Eigelb» y la coenzima R eran la misma sustancia: biotina.


​Fuente: Wikipedia 

David
Author: David

Deja un comentario