Diferencias entre cooperativa y empresa


Diferencias entre cooperativa y empresa

La cooperativa se basa normalmente en el modelo de producción de empresas privadas, tomándola como núcleo del quehacer económico aunque como modelo de sociedades mercantiles también presenta algunas particularidades en su estructura.

A continuación un cuadro que intenta explicar las diferencias entre empresa cooperativa y sociedad mercantil clásica.

Empresa clásica Empresa cooperativa
El reparto de las ganancias no es equitativo entre trabajadores y socios, sino en base a sueldos acordados bajo contrato Las ganancias se reparten en partes equitativas, sin formar una pirámide salarial
Órgano de gobierno: el accionariado, que es cualquier persona que tenga suficientes acciones compradas (en empresas cotizadas en bolsa) o bien asociados. Órgano de gobierno: los socios, en asambleas, que son todos aquellos que trabajan e integran la cooperativa
Los trabajadores no suelen tener el mismo poder de decisión que los accionistas o socios, sin embargo, existen diferentes niveles de poder y responsabilidades según el puesto asignado. Los socios o trabajadores, independientemente de su puesto laboral o responsabilidad, tienen igual voz y voto en las asambleas.
El número de socios es ilimitado para cualquier persona física que compren acciones (en empresas cotizadas en bolsa), o bien limitada solo a los socios en caso de SRL( Sociedades de Responsabilidad Limitada) o sociedades anónimas que no cotizan en bolsa de valor El número de socios se define bajo estatutos, por lo que no es algo común a todas las cooperativas; depende de cada una
Los objetivos son independientes del socio, aunque sean motivados por el mismo interés: las ganancias Los objetivos son dependientes de las necesidades de los socios, pero al igual que en sociedades mercantiles, suele ser la ganancia para sus socios

Si bien hay diferencias sustanciales entre la organización y el reparto de beneficios, en los dos casos el interés común es generar ganancias para poder satisfacer necesidades propias, más allá de cual sea la motivación de cada persona.


 

Deja un comentario