Ordenadores


El término ordenador es mucho más amplio de lo que podamos imaginar. Aunque en tiempos lejanos el ordenador era el típico equipo de sobremesa, hoy día ya hay muchas variantes y es importante que si nos dedicamos a este sector las conozcamos todas. Coinciden en que se trata de dispositivos que se caracterizan por tener un microprocesador interno que se ocupa de gestionar todas las funciones del equipo. Para saber diferenciar entre los diferentes equipos existentes vamos a realizar un repaso a los tipos de ordenadores existentes y así comprenderemos las características y particularidades de cada uno de ellos.


Ordenadores de sobremesa

El primer ordenador del que vamos a hablar es el equipo de sobremesa clásico. Es con el que estamos más familiarizados, puesto que la mayoría de nosotros tenemos uno de estos en casa o por lo menos lo hemos visto en algún otro lugar.

Este tipo de ordenadores siempre se encuentra ubicado en un lugar fijo debido a que el peso y la manejabilidad impiden llevarlo de un lugar a otro. Cuentan con elementos adheridos como el ratón o el teclado y entre sus características destacan su gran capacidad de almacenamiento y una mayor potencia que la de los ordenadores portátiles. En el pasado eran el estándar del mercado, pero los requisitos que tienen de ventilación y la necesidad de actualizar sus componentes para mantenerse competitivos han ido desplazando su uso hasta convertirse en equipos frecuentes entre usuarios aficionados al gaming.

Los principales equipos que se han instaurado en la actualidad son los PC con Windows y los Mac de Apple. Cada tipo cuenta con sus propias ventajas y características, por lo que es frecuente que los usuarios se dividan de forma clara hacia cada uno de los lados. Los PC con Windows son más habituales en instituciones públicas y empresas donde se requieren equipos económicos, dado que los Mac tienen un coste más elevado.

Las computadoras de escritorio, también llamadas ordenadores de sobremesa (en inglés “desktop computer”), son ordenadores personales diseñados para permanecer en una ubicación fija. Existen numerosos tipos de ordenadores de sobremesa, tales como PC convencional, ordenador de sobremesa para videojuegos, nettop, barebone, computadora portable, estación de trabajo (workstation), computadora de red, HTPC (Home Theater PC), videoconsola de sobremesa, PC All in One y ordenador portátil de sobremesa (desknote), entre otros.

Tipos de ordenadores de sobremesa

Los ordenadores de sobremesa están presentes en todos los ámbitos, tanto doméstico como empresarial, ya que son computadoras multi-propósito, muy versátiles, sólidas, resistentes, configurables y actualizables, siendo los más económicos a iguales especificaciones.

Veamos los principales tipos de ordenadores de sobremesa:

  • Ordenadores de sobremesa convencionales: son computadoras de propósito general, válidos para todo tipo de funciones, que suelen instalarse en una mesa de escritorio, y se utilizan tanto en el ámbito empresarial como para uso doméstico.
  • Ordenador de sobremesa para videojuegos (gaming desktop computer): los ordenadores para jugar son ordenadores de sobremesa específicamente diseñados para jugar a videojuegos, por lo que disponen del hardware más potente y están optimizados para obtener el máximo rendimiento del procesador y la tarjeta gráfica.
  • Nettop (mini PC o mini ordenador): son ordenadores de escritorio muy pequeños y baratos, de bajo consumo y poco ruido, concebidos para ejecutar aplicaciones de ofimática, navegar por Internet y ser utilizados como centro multimedia conectados a la televisión. El término procede de combinar las palabras “Internet” y “desktop”.
  • Barebone: son equipos básicos formados por carcasa, placa base y fuente de alimentación que se comercializan semi-ensamblados, a los que el usuario debe añadir el resto de componentes, tales como procesador, disco duro o memoria RAM, según sus necesidades. Su precio es muy inferior a un PC convencional.
  • Computadoras portables: son ordenadores de sobremesa diseñados para ser fácilmente trasladables, pero no son ordenadores portátiles, ya que no pueden ser usados en movilidad puesto que no disponen de batería.
  • Estación de trabajo (workstation): son ordenadores de sobremesa de gran potencia destinados a tareas de ingeniería, ciencia, gráficos, trabajos técnicos o científicos, por lo que su hardware está optimizado para ofrecer el máximo rendimiento informático, así como fiabilidad, compatibilidad y escalabilidad.
  • Computadora de red: computadora que funciona como cliente en una arquitectura cliente-servidor. Según el reparto de la carga de cómputo y la necesidad de un servidor de archivos para funcionar, se clasifican en clientes ligeros o livianos (thin client), clientes pesados (fat client) o clientes híbridos (hybrid client).
  • HTPC (Home Theater PC) o Media Center PC (Centro multimedia): ordenador de sobremesa diseñado para ver cine en casa (CD, DVD, Blu-ray) que puede servir al mismo tiempo como ordenador doméstico para uso personal, como dispositivo multimedia y como videoconsola para jugar a videojuegos.
  • Videoconsola de sobremesa o videoconsola doméstica: consola de videojuegos que funciona conectada a la red eléctrica y que permite jugar a videojuegos en el televisor. Además de servir para jugar a videojuegos, disponen de numerosas funciones multimedia extra, por lo que son verdaderos centros de entretenimiento, puesto que permiten disfrutar de música, películas y vídeos de alta definición, así como acceder a Internet.
  • PC All in One (PC Todo-en-uno): los AIO son ordenadores de escritorio que combinan en la misma carcasa el monitor y la CPU, por lo que son compactos y son fáciles de transportar, incluso suelen incorporar asas de transporte en la propia carcasa.
  • Ordenador portátil de sobremesa (desknote): un desknote es un híbrido entre una computadora de escritorio y una computadora portátil. Se trata de un ordenador portátil concebido para ser utilizado en una ubicación semi-permanente, a menudo conectado en todo momento a una fuente de alimentación externa. Los desknote son computadoras grandes de gran potencia, con especificaciones similares a las computadoras de escritorio, aunque esto limita la duración de la batería y reduce la movilidad.

Portátiles

La pérdida de popularidad de los ordenadores de sobremesa ha estado provocada por el aumento de la fama de los ordenadores portátiles. Se han hecho muy populares por la capacidad que tenemos para transportarlos de un sitio a otro sin ningún problema.

A diferencia de los de sobremesa, los portátiles tienen integradas piezas como el ratón y el teclado, además del disco duro o la memoria. Todo está compactado en un solo dispositivo. Estos equipos incluyen también una batería propia que los dota de autonomía para que se puedan utilizar durante varias horas sin necesidad de enchufarlos a la corriente eléctrica.

La elección de un portátil depende de muchos aspectos. Diseño, hardware, sistema operativo, marca, precio, etc. Cuando nos planteamos comprar uno nos entran las dudas. ¿Qué tamaño elegir? ¿Para qué nos puede servir cada portátil? ¿Qué necesitamos?

Para solventar algunas de estas cuestiones es de ayuda conocer de antemano el abanico de las diferentes clases de ordenadores portátiles que existen. PC Magazine ha elaborada una clasificación así en Ultimate Laptop Buying Guide y aquí se la exponemos:

  • Netbooks: baratos, pequeños, ligeros y especialmente diseñados para navegar en Internet en cualquier lugar. El primero en lanzar una línea de netbooks fue ASUS con sus Eee PC. Actualmente, puede adquirir uno desde 250 euros. Los últimos modelos llevan Windows 7 Starter y el procesador Atom N450 que mejora el rendimiento y ahorra energía. Las baterías de estos gadgets duran entre 5 y 11 horas. Algunos modelos interesantes: Eee PC 1005PE, Acer Aspire One, HP Mini, Toshiba Mini, Dell Inspiron Mini.
  • Ultraportátiles: antes de que surgieran las netbooks, estos portátiles eran los elegidos para una mayor movilidad. Suelen ser de 11, 12 ó 13 pulgadas. Pesan poco. Son delgados y ofrecen un buen rendimiento. Dos de los exponentes más importantes son Dell Adamo (el portátil más delgado) y MacBook Air. Ambos superan los 1.300 euros. Otros modelos interesantes: Lenovo ThinkPad X201, Sony VAIO VPC-Z116GXS, Toshiba Satellite T135, HP Pavilion dm2-1130us.
  • Portátiles clásicos: son los que hemos conocido tradicionalmente. Tienen pantallas entre 13 y 15 pulgadas. Un hardware de mayores prestaciones que los dos tipos anteriores. Memoria RAM a partir de los 2 GB, disco duro de más de 250 GB y procesadores Intel Core 2 Duo, al menos. Su precio es muy variable, pero suele empezar en los 500 euros. Algunos modelos interesantes: Dell Inspiron i1464, Asus UL50VF-A1, Toshiba Satellite E205, MacBook Pro (15 pulgadas).
  • Portátiles que sustituyen al ordenador de sobremesa: están diseñados para mover lo mínimo y jugar el papel de ordenador de sobremesa. Suelen superar los 16 o 17 pulgadas de pantalla y tener un hardware potente. Su precio no baja de los 1.000 euros. Llevan procesadores como los Intel Core i5. Algunos modelos interesantes: HP Pavilion dv7, Acer Aspire AS8940, Dell Inspiron 1764, MacBook Pro (17 pulgadas).
  • Portátiles para jugar: estos se parece mucho a los de sobremesa, pero tienen una gran diferencia: una tarjeta gráfica muy potente. Suelen llevar una o dos tarjetas tanto de ATI como de Nvidia. Llevan procesadores como el Intel Core i7  y al menos 4 GB de memoria RAM. Su precio empieza en los 1.200 euros. Algunos modelos interesantes: HP Pavilion dv7-3163cl-b, HP Pavilion dv6-2173cl, Acer Aspire AS8940-6865.
  • Portátiles para negocios: es difícil diferenciarlos de los portátiles normales, pero tienen algunos rasgos distintivos: mayor precio, funciones especiales en seguridad y redes, mejor garantía, mayor resistencia, más batería. Su tamaño varía en función de a que clase de negocio va dirigido. Algunos modelos interesantes: Sony VAIO VPC-Z116GXS, Lenovo ThinkPad T410, Lenovo ThinkPad X201, Dell Latitude E6400.

PDA

Aunque cada vez menos utilizada debido a la expansión de los tablets, las PDA siguen teniendo fama. Son ordenadores muy pequeños en los que se puede almacenar una gran cantidad de información a través del sistema de memoria flash. Podremos interactuar con la pantalla directamente porque carece de teclado y, aunque la mayoría son pequeñas, hay algunas que cuentan con un tamaño parecido al de los portátiles.

Los PDAs, conocidos normalmente como ordenadores de mano (hand-held computer), pueden usarse tanto como teléfono móvil, fax, navegador de Internet, como organizador personal, o como GPS, entre otras funciones. No obstante, para que no quepa lugar a dudas sobre las características de estos dispositivos, a continuación, exponemos las más representativas:

  • Pantalla táctil. Por lo general, bastante simples. Normalmente cuentan con un único desplegable en el que se realizan todas las tareas.
  • Tarjeta de memoria. La mayoría permite el uso de tarjetas SD, aunque también existen PDAs que cuentan con un puerto USB.
  • Conectividad inalámbrica y por cable. Algunos de estos dispositivos usan un cable USB que permite conectarlos con el ordenador, así como para servir de puertos de alimentación de corriente eléctrica. En el caso de la conectividad inalámbrica, la mayoría de los terminales modernos incorporan tanto conectividad Bluetooth como la posibilidad de conectar teclados, auriculares y dispositivos GPS, entre otros.
  • Sincronización. Esta es una de sus funciones de mayor relevancia y consiste en la sincronización con los ordenadores personales, permitiendo que la información que tenemos en estos sea la misma que la que tenemos en nuestro terminal PDA.

La mayoría de los PDAs comenzaron a usarse gracias a una especie de bolígrafo que reemplazaba al actual teclado, por lo que introdujeron el reconocimiento de escritura a mano. Hoy en día, los PDAs pueden equiparse con un teclado y/o reconocimiento de escritura a mano. Algunos PDAs son capaces hasta de reaccionar al habla a través de tecnologías de identificación de voz. Apple fue una de las primeras empresas en ofrecer PDAs, pero pronto muchas otras empresas empezaron a hacer productos similares.


Servidor

Otro de los ordenadores que tenemos disponibles es el servidor, aunque sus funciones son totalmente distintas. En este caso, este dispositivo va a ofrecer servicios para que otros ordenadores funcionen correctamente, siempre basándose en una red local o en su defecto en Internet. Los servidores cuentan con un almacenamiento de memoria de mayor tamaño, múltiples discos duros y además ofrecen una alta potencia debido a sus avanzados procesadores.

Existen muchos tipos de servidores según su función y su contenido en el mercado.

En el campo de la informática y las telecomunicaciones, por servidor se entiende «un equipo informático que forma parte de una red y provee servicios a otros equipos». Existen muchísimos tipos de servidor según su función y su contenido, cada día más, como ocurre con todos los elementos que siguen teniendo un papel determinante en el panorama tecnológico y de Internet.

Estos son algunos de los tipos más comunes de servidores que podemos encontrar en el mercado:

  • Servidor de impresiones: controla una o más impresoras y acepta trabajos de impresión de otros clientes de la red, poniendo en cola los trabajos de impresión.
  • Servidor de correo: almacena, envía, recibe, enruta y realiza otras operaciones relacionadas con email para los clientes de la red.
  • Servidor de fax: almacena, envía, recibe, enruta y realiza otras funciones necesarias para la transmisión, la recepción y la distribución apropiadas de los fax.
  • Servidor de la telefonía: realiza funciones relacionadas con la telefonía, como es la de contestador automático, almacenando los mensajes de voz, encaminando las llamadas y controlando también la red o el Internet.
  • Servidor proxy: realiza un cierto tipo de funciones a nombre de otros clientes en la red para aumentar el funcionamiento de ciertas operaciones (p. ej., prefetching y depositar documentos u otros datos que se soliciten muy frecuentemente), también proporciona servicios de seguridad, o sea, incluye un cortafuegos.
  • Servidor del acceso remoto (RAS): controla las líneas de módem de los monitores u otros canales de comunicación de la red para que las peticiones conecten con la red de una posición remota, responde llamadas telefónicas entrantes y reconoce la petición de la red.
  • Servidor web: almacena documentos HTML, imágenes, archivos de texto, escrituras, y demás material Web compuesto por datos (conocidos colectivamente como contenido), y distribuye este contenido a clientes que la piden en la red.
  • Servidor de base de datos: provee servicios de base de datos a otros programas u otras computadoras, como es definido por el modelo cliente-servidor. También puede hacer referencia a aquellas computadoras (servidores) dedicadas a ejecutar esos programas, prestando el servicio.
  • Servidor de Seguridad: Tiene software especializado para detener intrusiones maliciosas, normalmente tienen antivirus, antispyware, antiadware, además de contar con cortafuegos redundantes de diversos niveles y/o capas para evitar ataques, los servidores de seguridad varían dependiendo de su utilización e importancia.

Workstation

Las estaciones de trabajo son computadoras singulares destinadas al uso individual, con mayor capacidad y rapidez que las computadoras personales. Se diseñaron para desarrollar aplicaciones técnicas, en lugar de un uso doméstico o recreativo. Son utilizadas por arquitectos, empresas de ingeniería y diseñadores gráficos, entre otros.

En algunas empresas se utilizan los ordenadores Workstation debido a que cuentan con un procesador de mucha más potencia que los anteriores. Por lo general, este tipo de dispositivos son muy usados para llevar a cabo tareas especiales o específicas dentro de un campo de trabajo. Cuentan además con una memoria adicional y suelen ser de gran tamaño y peso.

Tipos de workstation 

Estación de trabajo de producción gráfica

Una estación de trabajo está diseñada para admitir una o más tarjetas gráficas de grado profesional, mientras que una PC generalmente solo admite tarjetas de grado de consumidor. Las estaciones de trabajo están diseñadas para producir imágenes y animaciones 2D y 3D.

Cualquier persona que trabaje con gráficos detallados 2D o 3D puede esperar ver mejoras sustanciales en la capacidad de respuesta del sistema utilizando una estación de trabajo, incluso si los dos sistemas son idénticos.

Estación de trabajo multimedia

Generalmente, en los sistemas multimedia la GPU y la CPU trabajan en conjunto para así poder editar y producir tanto audio como video de calidad profesional.

Incluso las estaciones de trabajo de nivel básico ofrecen el rendimiento y la capacidad para el diseño interactivo básico y la creación de contenido multimedia.

Estación de trabajo para modelado

El software de modelado como AutoCAD requiere de tarjetas gráficas profesionales para producir modelos profesionales precisos.

La estación de trabajo se puede configurar con más procesadores que una PC y con procesadores más potentes.

Las aplicaciones exigentes, como el diseño asistido por computadora y la animación responderán más rápidamente. Se pueden ejecutar múltiples aplicaciones simultáneamente sin pérdida de rendimiento.

Estación de trabajo móvil

A veces se necesita estar en el sitio y colaborar estrechamente con los clientes. Las estaciones de trabajo móviles ofrecen un rendimiento casi igual al de las estaciones de trabajo de entrada, para así poder diseñar con el cliente, no solo para el cliente.

Estas potentes computadoras portátiles incluyen las funciones integradas de seguridad y capacidad de administración que ayudan a mantener el sistema en funcionamiento.

Servidores

Son sistemas basados en el CPU multinúcleo, diseñados en muchos casos para ejecutarse indefinidamente y manejar tareas computacionales complejas.


Superordenadores

Cuando una palabra lleva delante el prefijo súper es porque indudablemente estamos hablando de algo realmente potente. Esto es lo que le ocurre a los superordenadores, que son dispositivos de alto rendimiento. Precisamente por este motivo también son los más caros que podemos encontrarnos en el mercado, aunque son muy útiles para llevar a cabo grandes trabajos. La mayor ventaja que ofrecen estos superordenadores es que podemos realizar tareas en paralelo utilizando un solo dispositivo.


Mainframe

Aunque este tipo de ordenadores ya han quedado anticuados, cuando comenzó el boom de la informática los equipos mainframe eran muy populares. Estamos hablando de grandes equipos que pueden ocupar espacios de gran tamaño, como puede ser, por ejemplo una habitación. Hoy en día, son menos utilizados y los que aún están en activo son denominados como servidores corporativos.


 

También te puede interesar

Deja un comentario