Críticas y controversias de Google


Críticas y controversias de Google

El dominio de Google en el mercado ha dado lugar a una destacada cobertura de los medios de comunicación, incluidas las críticas a la empresa por cuestiones como la evasión fiscal agresiva,​  neutralidad de la búsqueda,​ los derechos de autor, la censura de los resultados y el contenido de las búsquedas  y la privacidad.​ Otras críticas incluyen el supuesto uso indebido y la manipulación de los resultados de la búsqueda, su uso de la propiedad intelectual de otros, la preocupación de que su recopilación de datos pueda violar la privacidad de las personas y el consumo de energíade sus servidores, así como preocupaciones sobre cuestiones comerciales tradicionales como el monopolio, la restricción del comercio, las prácticas anticompetitivas y la infracción de patentes.

Google se adhirió anteriormente a las políticas de censura de Internet de China,​  aplicadas mediante filtros conocidos coloquialmente como «El Gran Cortafuegos de China», pero ya no lo hace. Como resultado, se bloquea el acceso a todos los servicios de Google, excepto a Google Maps chino, dentro de China continental sin la ayuda de VPN, servidores proxy u otras tecnologías similares. The Intercept informó en agosto de 2018 que Google está desarrollando para la República Popular China una versión censurada de su motor de búsqueda (conocido como Dragonfly) «que incluirá en la lista negra sitios web y términos de búsqueda sobre derechos humanos, democracia, religión y protestas pacíficas». Sin embargo, el proyecto se había retenido debido a problemas de privacidad.

Tras los informes de los medios sobre PRISM, el programa de vigilancia electrónica masiva de la NSA, en junio de 2013, se identificaron como participantes a varias empresas de tecnología, incluida Google.​ Según filtraciones de dicho programa, Google se incorporó al programa PRISM en 2009.

Google ha trabajado con el Departamento de Defensa de los Estados Unidos en el software de drones a través del «Proyecto Maven» de 2017 que podría usarse para mejorar la precisión de los ataques con drones.​ Miles de empleados de Google, incluidos ingenieros superiores, firmaron una carta instando al director ejecutivo de Google, Sundar Pichai, a poner fin a un controvertido contrato con el Pentágono.​  En respuesta a la reacción, Google finalmente decidió no renovar su contrato con el Departamento de Defensa, que expirará en 2019.

Shona Ghosh, periodista de Business Insider, señaló que ha crecido un creciente movimiento de resistencia digital contra Google. Un centro importante para los críticos de Google con el fin de organizarse y abstenerse de usar productos de Google es la página de Reddit para el subreddit /r/degoogle.

En julio de 2018, el gerente de programas de Mozilla, Chris Peterson, acusó a Google de ralentizar intencionalmente el rendimiento de YouTube en Firefox.

En abril de 2019, el ex ejecutivo de Mozilla, Jonathan Nightingale, acusó a Google de sabotear intencional y sistemáticamente el navegador Firefox durante la última década para impulsar la adopción de Chrome.

En noviembre de 2019, la Oficina de Derechos Civiles del Departamento de Salud y Servicios Humanos comenzó una investigación sobre el Proyecto Nightingale, para evaluar si la «recopilación masiva de registros médicos de las personas» cumplía con la HIPAA.  Según The Wall Street Journal, Google inició el proyecto en secreto, en 2018, con la empresa de atención médica Ascension, con sede en St. Louis, Missouri.

Acusaciones de monopolio

En julio de 2020, Google, junto con otros gigantes tecnológicos Apple, Reed Hastings, Samsung, Microsoft, Twitter, Amazon y Facebook, fueron acusados de mantener un poder dañino y estrategias anticompetitivas para aplastar a los competidores potenciales en el mercado.  Los directores ejecutivos de las respectivas empresas comparecieron en una teleconferencia ante los legisladores del Congreso de los Estados Unidos.


​Fuente: Wikipedia

Deja un comentario