¿Cuáles son los seguros de daños o patrimoniales?


¿Cuáles son los seguros de daños o patrimoniales?

En esta categoría se encuentran los seguros que cubren las pérdidas, roturas o extravío de tu patrimonio como consecuencia de un accidente o un siniestro. Entre ellos se pueden enumerar:

Seguros de daños o patrimoniales
Nombre del seguro
Garantías
Seguro de coche
Ofrece una indemnización por daños provocados a tu vehículo (dependiendo de la póliza) o al de un tercero en caso de accidente
Seguro contra robos
Ofrece indemnizaciones económicas por el extravío, rotura o destrucción completa de un enser durante un hurto
Seguros de transportes
Ofrecen una indemnización por los daños provocados durante el transporte de mercancías (terrestre, aéreo o marítimo)
Seguros contra incendios
Ofrecen una indemnización por las pérdidas ocasionadas en un incendio fortuito
Seguros de responsabilidad civil
Se indemniza al asegurado por los daños que haya podido provocar a un tercero
Seguro Multirriesgo
En una misma póliza cubren varios riesgos, siendo el multirriesgo de hogar el más contratado.

Otros seguros de daños o patrimoniales

La lista de seguros de daños o patrimoniales se completa con otros menos frecuentes como el seguro de ingeniería o ramos técnicos, seguro crediticio y el seguro de lucro cesante.

Seguros de daños o patrimoniales

Cubren los riesgos del patrimonio de la persona y de las empresas. Se dividen en:

  • Seguros de coche: cubren los riesgos que se pueden correr a la hora de conducir y son obligatorios por ley para circular. Adicionalmente, se pueden incorporar coberturas ante robo, incendio y/o daños propios del vehículo.
  • Seguros de ingeniería: están especializados en daños del patrimonio a causa de accidentes provocados por fenómenos naturales, fallos humanos, acción de las cosas o desgaste natural.
  • Seguros multirriesgo: abarcan una amplia variedad riesgos a través de la contratación de una única póliza de seguros.
  • Seguros de crédito: cubren pérdidas por insolvencia de los deudores.
  • Seguros de robo: se contratan ante la posible sustracción ilegítima (robo) de los bienes asegurados, mediando violencia o intimidación.
  • Seguros de transportes: garantizan la cobertura por los daños materiales que puedan sufrir las mercancías o el transporte.
  • Seguros de incendios: cubren los daños producidos si se incendia el objeto asegurado.
  • Seguro de responsabilidad civil: se contratan para indemnizar a un tercero cuando el asegurado resulte civilmente responsable de los daños o perjuicios causados.

Tipos de seguros de daños o patrimoniales

Los seguros de daños tienen como finalidad reparar los daños o destrozos que sufra el asegurado en su patrimonio como consecuencia de un siniestro. Cuando hablamos de patrimonio nos referimos a cosas en nuestra posesión. Estos seguros patrimoniales se suelen agrupar en dos grandes bloques:

Seguros de bienes. Su misión es indemnizar al asegurado por las pérdidas materiales sufridas en un bien de su patrimonio. Aquí entrarían los seguros de hogar, seguros de coche, seguros de móviles, etc.

  • Seguros de coches. Los seguros de coche es aquel que tiene por objeto la prestación de indemnizaciones derivadas de accidentes producidos a consecuencia de la circulación de vehículos.
  • Seguros a todo riesgo: un seguro a todo riesgo es aquel en el que se han incluido todas las garantías normalmente aplicables a un determinado riesgo. Uno de los más conocidos es el seguro a todo riesgo del automóvil.
  • Seguros de hogar. Los seguros de hogar tienen por objeto cubrir los daños que se produzcan en una vivienda y se deriven de cualquier imprevisto. Cubren riesgos tan diversos como un incendio, los accidentes domésticos que precisan asistencia sanitaria, o la rotura de una cañería… etc.  A este tipo de seguro se le denomina también como seguro mundihogar, polihogar, combinado del hogar, multirriesgo del hogar, etc.
  • Seguros contra incendios. Los seguros contra incendios garantizan al asegurado la entrega de la indemnización en caso de incendio de sus bienes determinados en la póliza o la reparación o resarcimiento de los mismos.
  • Seguros contra robo: un seguro contra robos es aquel en el que el asegurador se compromete a indemnizar al asegurado por las pérdidas sufridas a consecuencia de la desaparición de los objetos asegurados. La cobertura de robo suele incluirse en seguros de automóvil como el terceros ampliado o el a todo riesgo.
  • Seguros de transporte: un seguro de transporte es aquel por el que una entidad aseguradora se compromete al pago de determinadas indemnizaciones a consecuencia de los daños sobrevenidos durante el transporte de mercancías. También hay seguros de transporte de viajeros.

Seguros de responsabilidad. Garantizan al asegurado cubrir su responsabilidad civil cuando se relaciona en sociedad. Esta responsabilidad incluye las consecuencias de los actos del asegurado cuando conduce, cuando asesora o presta servicios profesionales, cuando tiene menores o animales a su cargo que causan un destrozo en los bienes de un tercero, etc.

  • El seguro de responsabilidad civil: toda persona tiene la obligación de reparar o indemnizar por los daños que puedan derivarse de sus actuaciones (o de la falta de ellas). A esta obligación se le denomina responsabilidad civil. En virtud de esta clase de seguro, la compañía aseguradora asume la obligación de responder, en lugar del asegurado, de la obligación del pago de las indemnizaciones en los supuestos en que nazca esta responsabilidad civil.

 

Deja un comentario